Health

Una Breve Historia Del TDAH

Latino health
Es importante enfatizar que los medicamentos no "curan" o "tratan" el TDAH, solo ayudan a controlar los síntomas problemáticos.

El TDAH puede haber evolucionado en humanos hace miles de años como mecanismo de supervivencia necesario para un entorno rápidamente cambiante y lleno de amenazas. Puede haber ayudado a algunos de nuestros antepasados a sobrevivir y prosperar en un mundo peligroso. Sin embargo, en la sociedad contemporánea, esta adaptación puede ser problemática.

Descrito por primera vez en 1902 por el pediatra británico Sir George Still, el TDAH fue etiquetado como un “defecto anormal de control moral en los niños”. La psiquiatría moderna primero incluyó el TDAH como un diagnóstico formal en 1968. Los primeros tratamientos se introdujeron en la década de 1930 y avanzaron con el desarrollo de estimulantes como Benzedrina y Ritalín a mediados de la década de 1950.

Entre los profesionales de la salud mental, hay consenso: TDAH es un trastorno que causa un déficit en lo que se llama función ejecutiva, nuestra capacidad de elegir a qué le prestamos atención, de desconectar estímulos irrelevantes, controlar impulsos, mantener temporalmente información importante en nuestra memoria y cambiar entre dos tareas diferentes.

Tratamiento del TDAH

Es importante enfatizar que los medicamentos no “curan” o “tratan” el TDAH, solo ayudan a controlar los síntomas problemáticos. El tratamiento del TDAH es más complejo y puede incluir: psicoterapia, modificación del comportamiento, capacitación en habilidades sociales junto con medicamentos. El objetivo en el tratamiento no es solo reducir los síntomas, sino facilitar la mejora de la capacidad del niño para aprender y desarrollarse de una manera más positiva y con adaptación. En general, una combinación de estos tratamientos es mejor que cualquier tratamiento solo.

Antes de iniciar cualquier tratamiento, un niño debe ser evaluado a fondo. Una evaluación exhaustiva permitirá que su profesional de salud mental identifique los síntomas objetivo y su nivel de intensidad y frecuencia. También les permitirá comprender mejor las circunstancias familiares, identificar áreas de funcionamiento que requieren atención especial y los posibles problemas asociados que ya pueden existir o que podrían anticiparse.

Medicación

Los medicamentos más utilizados para el TDAH infantil son estimulantes como Ritalín, Adderall, Vyvanse, Concerta, Dexedrine y otros. Estos se consideran el tratamiento de primera línea para el TDA y se prescriben con mayor frecuencia. También se pueden usar de manera sistemática y específica para ayudar a un niño a manejar un período específico de tiempo, como la duración de un día escolar. Los efectos secundarios más comunes son disminución del apetito y, en algunos casos, dificultad para dormir e irritabilidad. Los medicamentos no estimulantes vienen en dos formas: 1) antidepresivos como la atomoxetina y 2) medicamentos para la presión arterial como la guanfacina y la clonidina. Ambas líneas de medicamentos, aunque no se desarrollaron inicialmente para tratar el trastorno, se han estudiado y aprobado exhaustivamente para el tratamiento del TDAH.

Es importante que los padres de niños con TDAH estén conscientes de esto y consideren todos los factores antes de seguir esta ruta.

Modificación de comportamiento

El tratamiento no farmacéutico más efectivo es la modificación del comportamiento. Este modo enfatiza el uso de comentarios positivos (en lugar de criticar constantemente al niño), así como los métodos para mejorar la organización diaria en el hogar y en la escuela. La mayoría de las escuelas de hoy ofrecen adaptaciones en clase basadas en un plan de educación especializado específico para el niño para ayudar con la gestión del tiempo, la organización y la realización de exámenes.

Entrenamiento de habilidades sociales

Muchos niños con TDAH tienen conexiones sociales tensas debido a su dificultad para esperar su turno, compartir, interrumpir, jugar bien juntos en un grupo y dudar en pedir ayuda. Por lo tanto, pueden volverse socialmente aislados y a menudo se convierten en blanco de burlas de otros niños. El entrenamiento en habilidades sociales ayuda al niño a tener formas más normales de manejar su entorno social y desarrollar relaciones más positivas con sus compañeros.

Terapia

La “terapia de conversación” tradicional (psicoterapia formal) puede ayudar al niño a manejar los sentimientos asociados con el TDAH. Debido a las presiones sociales y los “fracasos” constantes que suelen sentir estos niños, muchos de ellos desarrollan otros problemas psicológicos como la depresión, la ansiedad, el comportamiento de oposición y el control deficiente de la ira. Algunos incluso recurren a las drogas como una opción de automedicación.

En mi experiencia, este enfoque de tratamiento múltiple puede ser muy efectivo. Los medicamentos manejan los síntomas mientras que los mecanismos de apoyo ayudan al niño a negociar la escuela, las interacciones sociales y relaciones dentro y fuera del hogar. Pueden ayudarlo a llevar una vida productiva y exitosa.

Dr. Lauro Amezcua-Patino

Dr. Lauro Amezcua-Patino is the clinical voice of The Only You (Solo Tu), a Podcast dedicated to simplifying the complex issues of the mind and mental illness. Originally from Mexico, he has been in clinical practice in the Metropolitan Phoenix Area for over 30-years.

Latest posts by Dr. Lauro Amezcua-Patino (see all)

Tags

Add Comment

Click here to post a comment

Daily Politics, Culture, Voices